sábado, 2 de agosto de 2008

(16) VAMOS A CENAR!



Al ver las imágenes del San Marcos de principios del siglo XX todos habréis pensado lo mismo: ¡cómo parece haberse detenido el tiempo en esta ciudad! Dejaremos este asunto para discutirlo (una vez más!!) con una copita de vino y en buena compañía, pero en otro momento.



Pero, ojo! no muy lejos de casa. Es curioso que justo a la vera de uno de esos monumentos emblemáticos de lo que conocemos como la "Sevilla Eterna", la iglesia de San Luis, hayan abierto sus puertas, codo con codo (nº 46 y nº 48, para más señas), dos de los restaurantes más interesantes del barrio: el DOUCHKA y el CONTENEDOR.



Ambos poseen un aire, Amaia: ¿cómo lo definiríamos? ¿muy afrancesado? No, en serio, son lugares muy recomendables. El DOUCHKA lo conocí por primera vez con Pepe hace unos días y nos encantó, ¡qué diferente al escándalo habitual de la mayoría de los bares de tapas!, y el CONTENEDOR que en tan poco tiempo lleva camino de convertirse en un Diablito II y guarda ya más de una anécdota. Eso sí, dos consejos:
1) no os perdáis el arroz con pato.
2) y ni se os ocurra pedir la carta.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...