miércoles, 13 de agosto de 2008

(29) OH, QUAND JE DORS




-----------



De nuevo un poema de Victor Hugo.
En esta ocasión retrocedemos al año 1842, fecha en la que Franz Liszt lo utilizó para componer esta canción que revisaría por última vez en 1859.
Un género, el del Lied, con el que no se suele relacionar al músico húngaro, de hecho se refería a ellas como "mis canciones huérfanas", pero al que se acercó con bastante frecuencia, más de ochenta obras, siendo ésta quizá la más conocida de todas.

------------

-------------

Encontramos en esta pieza junto a la melodía francesa un cierto gusto por la música de salón, a la que el compositor era tan asiduo, unida a una linea vocal de clara influencia belcantista. La tradición francesa y alemana se dan aquí la mano. La sencilla pureza del canto unida a un acompañamiento pianístico, como no podía ser menos, de ricos matices.



Oh, quand je dors, viens auprès de ma couche,
Comme à Pétrarque apparaissait Laura,
Et qu'en passant ton haleine me touche...
Soudain ma bouche
S'entrouvrira!


Sur mon front morne où peutêtre s'achève
Un songe noir qui trop longtemps dura
Que ton regard comme un astre se lève...
Et soudain mon rêve
Rayonnera!


Puis sur ma lèvre où voltige une flamme
Éclair d'amour que Dieu même épura,
Pose un baiser et d'ange deviens femme...
Soudain mon âme
S'éveillera!


Oh, viens, comme Petrarque apparaissait Laura.




Oh, mientras duermo, vienes junto a mi cama,
Como a Petrarca se le aparecía Laura,
Y al pasar me rozas con tu aliento...
Súbitamente mi boca
¡Se entreabrirá!

Sobre mi triste frente donde se consume
Un negro sueño que largo tiempo dura,
Tu mirada como un astro se eleva...
Súbitamente mi sueño
¡Resplandecerá!

Y sobre mis labios donde revolotea una llama,
Rayo de amor que Dios mismo purificó,
Dejas un beso que al angel hace mujer...
Súbitamente mi alma
¡Despertará!

Oh, ven, como a Petrarca se le aparecía Laura.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...