domingo, 2 de noviembre de 2008

(57) ¿CANTAN?..NO SÉ, PERO... ¡SON TAN MONOS!



Entre la crisis financiera y, sobre todo, el desmadre de descargas que circula por internet, del cual he de confesar participo con fruición, lo cierto es que las discográficas ya no saben qué hacer para que les compremos sus discos. Si a esto le unimos la tiranía de algunos teatros y de ciertos directores de escena exigiendo a sus cantantes no sólo la juventud y lozanía de cualquier estrella de Hollywood sino que además estén dispuestos a mostrarse lo más ligeritos de ropa posible a las primeras de cambio ya tenemos el circo montado. No podemos negar que desde que la ópera es ópera los cantantes, en especial a partir del siglo XIX, han gozado de una admiración y de una adoración por parte de sus fans a veces desmedida. Pero, no es menos cierto que dicha veneración venía dada, en la gran mayoría de los casos, no por tener un físico despampanante sino por sus virtudes vocales y musicales. De todas formas, una vez alcanzada la fama, son numerosos los casos de artistas que supieron sacarle partido a su lado más glamuroso.

UN PASEO
POR LA HISTORIA

A principios del siglo XIX, en pleno apogeo belcantista, reinaban la voz y el encanto de María Malibrán.



Ya en los inicios del siglo XX la promoción de los artistas nos regalaba imágenes tan sugestivas como esta de Rosa Ponselle como la sacerdotisa Norma.



A mediados del siglo XX nace el mito operístico por excelencia, Maria Callas, que tras su asombrosa transformación pasaría a formar parte de la lista de iconos fundamentales del siglo y que llegaría a revolucionar el naciente mundo de las grabaciones discográficas. Sin embargo, si observamos con detenimiento la breve, pero intensa, carrera de la soprano podemos establecer una estrecha relación, inversamente proporcional, entre la calidad de sus interpretaciones y el glamour, mezclado con todo tipo de escándalos, alcanzado a lo largo de sus años de vida artística.

Un caso similar al protagonizado por la cantante griega es el del tenor italiano Franco Corelli, aunque con una vida privada más normalita, que según me cuenta mi hermana era conocido en los cincuenta como el Errol Flynn del mundo de la lírica.



En la siguiente foto podemos ver a ambos artistas en una representación de Norma. Si os interesa ver algunas más de estas curiosas fotos de la pareja pinchad AQUÍ.


LAS VOCES DEL SIGLO XXI

Pero a estas alturas de siglo, cuando echamos un vistazo al panorama de nuevos cantantes y a sus discos promocionales varias preguntas surgen de inmediato: ¿por qué son todos tan guapos? ¿qué ocurre con los feos? ¿no les dejan grabar discos o es que no existen? A continuación vamos a repasar algunas de los nuevos talentos, sobre todo cantantes y violinistas, que han aparecido, por supuesto con el fuerte apoyo de diversas casas discográficas, en estos últimos años y que destacan precisamente por su esmerada y cuidada presencia física.





Para comenzar nada mejor que Anna Netrebko. La bellísima soprano rusa que seduce a todos con su espectacular figura pero que, al parecer, es incapaz de conseguir los mismos efectos con su canto en algunos sectores de la crítica y del público. A mí personalmente me gusta su timbre y al verla en escena me resulta dificil escapar a su indiscutible encanto. Aquí os dejo de muestra este pequeño despropósito (ojo al momento del tirador-pez).

............................

............................

¿Pero, no quedamos que iba a romper una lanza en su favor? En este otro video, perteneciente a la ópera de Gounod "Romeo y Julieta", creo que está espectacular. ¿La Julieta ideal?




Y si hablamos de la Netrebko, gran apuesta de la Deutsche Grammophon, no podemos olvidarnos de su flamante marido, el uruguayo Erwin Schrott, al que tuvimos ocasión de escuchar en el papel de Don Giovanni en Sevilla la pasada primavera. Eso sí, un poco más tapadito.


Venga Rolando, no te desesperes que tampoco es para tanto. Tú tan sólo espera unos añitos...y ya verás.


La portada del disco recientemente editado por Decca y del que os dejo una muestra incluída en el video de promoción.
............................................................

..............................................................

La otra apuesta de esta discográfica para la temporada es para otro guaperas con pinta de malote, el tenor alemán Jonás Kaufmann.




Otro acomplejado. ¡Ánimo Ian!

Y pare que comprobéis cómo suena su voz aquí va este vídeo.

..................................


.....................................

Éste que va de chulito no es otro que el barítono americano Nathan Gunn.

Nathan compagina sus actuaciones con las clases de canto que desde el pasado curso imparte en la universidad de Illinois, está casado y tiene cinco gunnsitos.

Como podéis comprobar el amigo Nathan se cuida bastante y no es de extrañar que se lo rifen los directores de escena que siempre saben cómo sacarle en cada ópera el máximo partido a su interpretación.


Y aquí os lo dejo promocionando su último disco, "Just before sunrise", en la televisión americana.
................................

.................................

Como epílogo a esta sección he dejado al tenor americano Zachary Stains, de poquita voz pero desagradable, y que nos sirve de ejemplo para ilustrar uno de los caminos más polémicos que está tomando la ópera en los últimos años.

Me refiero al montaje estrenado recientemente de la ópera de Vivaldi "Ercole su'l Termodonte". Aquí os dejo un fragmento del YouTube. Lo mejor: los comentarios del personal.



SIGUIENDO LA ESTELA DE NABOKOV

A diferencia del mundo de la ópera el número de jóvenes intérpretes instrumentales de primera calidad es mucho mayor. No voy a decir que, por ejemplo, tocar el concierto de Sibelius sea más fácil que cantar el "sempre libera" pero lo cierto es que si la naturaleza no te dota con una buena voz poco hay que se pueda hacer. La pionera en el terreno del glamour-violín es sin duda alguna la alemana Anne-Sophie Mutter. Sus vestidos "palabra de honor" causaron toda una sensación en los noventa revolucionando la estética de lo que hasta entonces se conocía en el, casi siempre, tradicional mundo de la música clásica. Aunque para ser justos hay que reconocer que, marketings aparte, sigue siendo una de las intérpretes más grandes de todos los tiempos.




Tras Anne-Sophie el listón quedó demasiado alto como para que las nuevas generaciones quisieran imitarla. La insultante juventud de las nuevas aspirantes, y su evidente belleza, dieron como resultado el nacimiento de un nuevo reclamo publicitario: la violinista-Lolita.

La primera de la lista: la holandesa Janine Jansen.


Podemos seguir con la estadounidense Hilary Hahn.



La alemana Julia Fisher.

Y, por último la letona Baiba Skride.

Y os estaréis preguntando ¿no hay Lolitos? Bueno, haberlos...lo más parecido que he encontrado es a David Garrett. Este violinista alemán famoso por haber destrozado al caerse por las escaleras un valioso Stradivari de 1718 simultaneó sus estudios de música en la Juliard School con diversos trabajos como modelo.





4 comentarios:

Corina dijo...

Estupendo el repasito. Se me olvidó decirte que lo único que encontré del Gunn fue su interpretación del Himno americano. Hoy te hubiera quedado fetén abrir el blog así... Besos

segesta2008 dijo...

Y para cuando una foto tuya con el violín? Y vaya fantasía abrir tu blog en el trabajo y que suene a todo volumen "Mas bonita que ninguna". Mis compañeros me miraron y se creyeron que era una provocación

BOCCANEGRA dijo...

Ja,ja, ¡qué pena no haber estado allí! En relación con la foto...ya si eso

Condesa Pituccini dijo...

Estoy de acuerdo con nuestro amigo, una foto tuya de "lolito con violín" , ya!
La verdad es que es muy fuerte y hace reflexionar sobre la influencia de la publicidad y la moda de las apariencias que, puestos a invadir,también lo hace a la hora de infundir el talento?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...