jueves, 27 de noviembre de 2008

(63) EL TEATRO FARNESIO (Parma)

.
Escudo Farnese.
Esta influyente familia italiana ostentó el ducado de Parma entre 1545 y 1731


Con el recuerdo aún presente del “Giulio Cesare” disfrutado en el Maestranza hace unos días me gustaría compartir con vosotros una nueva reflexión. Mientras, sentado en la tercera fila de Balcón, prestaba atención, reconozco que a veces con dificultad, a la genial música de Haendel no podía quitarme de la cabeza la idea de que en un teatro del barroco mi localidad estaría colocada exactamente…en mitad de la calle. Y es que si comparamos las modestas dimensiones de un teatro de la época con las que tienen los actuales recintos llegamos a la conclusión de que es bastante complicado compaginar el color y el volumen sonoro de la música del XVIII con las proporciones de los teatros y salas de conciertos de hoy en día. A lo largo de la velada me fui imaginando cómo sería la sensación al escuchar esta música en un teatro de dimensiones más modestas. Como mi imaginación tiene sus limitaciones, una vez en casa, comencé a indagar por la red en busca de algún teatro antiguo que me pudiera dar una idea de lo que la ópera barroca pudo ser y cual fue mi sorpresa cuando me topé con esta maravilla.

EL TEATRO FARNESE

Palacio de la Pilotta

Situado en el primer piso del Palacio de la Pilotta el teatro Farnesio ocupa el gran salón de lo que en un principio fue “Sala de armas” del mismo hasta que a finales de 1617 comenzaron las obras de rehabilitación que la transformarían en teatro, dándose las mismas por concluidas tan sólo unos meses más tarde, en otoño de 1618.

Ranuccio I Farnese (1569-1622)

La causa de tal remodelación hay que buscarla en la visita que Cósimo II de Medici, de camino hacia Milán, pensaba realizar a su paso por la ciudad de Parma. De esta forma Ranuccio I, a la sazón duque de Parma y Piacenza, pretendía impresionar al Gran duque de Toscana con el que le unía desde 1615 un importante acuerdo matrimonial.
Sin embargo, el previsto viaje nunca llegaría a realizarse posponiéndose la inauguración hasta 1628 con motivo del enlace entre Margarita de Medici y el hijo del duque, Odoardo. Para tan solemne ocasión se ideó un espectáculo alegórico-mitológico titulado “Mercurio y Marte”, con texto de Claudio Achillini y música de Claudio Monteverdi, y enriquecido con torneos y una espectacular batalla naval -“naumaquia”- como apoteosis final sobre la anegada platea.


Para hacernos una idea de la música interpretada en esta representación, primera de lo que a partir de entonces se conocería como ópera-torneo, y ya que la obra del músico de cremona se encuentra perdida en la actualidad, podríamos encontrar algo similar en los madrigales guerreros y amorosos del Libro VIII y, más concretamente, en el “Combattimento de Tancredi e Clorinda” compuesto en 1624. No es por tanto de extrañar que esta música haya sido la elegida para celebrar este verano pasado el 380 aniversario de la apertura del teatro.

Sección transversal del teatro

Las prisas por concluir el proyecto fueron las encargadas de que éste se llevara a término con materiales tan ligeros como la madera y el estuco pintados. Responsable de su diseño fue el arquitecto ferrarés Giovan Battista Aleotti, más conocido como L’Argenta, aunque, al término de las obras, el proyecto inicial había sufrido varias modificaciones.

Sección longitudinal y planta

El elevado coste que suponía la puesta en funcionamiento del nuevo teatro del duque limitó su uso a tan sólo nueve ocasiones, la mayoría de ellas con motivo de algún importante enlace matrimonial o alguna visita de estado. Tras la última representación de 1732 el teatro entró en una lenta, pero irreversible, decadencia hasta alcanzar un estado casi ruinoso.

Estado en el que quedó el Palacio de la Pilotta tras el bombardeo del 13 de mayo

El 13 de mayo de 1944 la aviación aliada bombardeó la ciudad de Parma dejando el frágil teatro reducido a un amasijo de astillas y con la mayor parte de las esculturas de estuco destrozadas.


Afortunadamente la conservación del diseño original permitió su total reconstrucción en el año 1956 aunque, eso sí, sin las ricas decoraciones que toda la superficie del edificio presentaba originalmente.


Atravesando el portal de entrada se accede directamente a la platea del teatro por un pequeño vomitorio, similar a los utilizados en los circos romanos, situado en la zona inferior de la cávea que con sus catorce gradas dispuestas en forma de U, a la manera toscana, permite acomodar a casi tres mil espectadores.


En la parte superior dos órdenes de logias, sólo en parte practicables, circundan todo el graderío otorgando al conjunto una clara impronta palladiana. ¿Os imagináis la ópera de Haendel en semejante entorno?

Fragmento de uno de los frescos pintados dentro de la arquería de la logia


Las dimensiones del frente del escenario son de 40 metros con una apertura de 12 metros que adornadas con estatuas en estuco, hoy perdidas, escondía a la vista del espectador la complicada maquinaria teatral.

Proscenio del teatro según un grabado de Paolo Fontanesi (siglo XVIII)


En el frontispicio del escenario y sobre la boca del mismo aparecen el escudo de armas de los Farnese y la siguiente inscripción:

BELLONAE AC MVSICAE THEATRVM
RAINVTIVS FARNESIVS PARMAE ET PLACENTIAE DVX IV CASTRI V
AVGVSTA MAGNIFICENTIA APERVIT ANNO MDCXVIII

(Ranuccio Farnese, cuarto duque de Parma y Piacenza, quinto duque de Castro, con augusta magnificencia inauguró en el año 1618 el teatro di Bellona y de la música).


Quizá una de las partes más bellas del teatro sean los dos arcos triunfales que situados a ambos lados del escenario unen éste con los dos extremos del graderío. En ellos y ante sendos trampantojos aparecen las estatuas ecuestres en yeso de dos de los hijos del duque, Alessandro y Ottavio Farnese.


Merece la pena visitar la siguiente página que nos permite realizar una visita panorámica del teatro:
parma.araunder.com

6 comentarios:

Condesa Pituccini dijo...

Qué sorpesa comprobar las dimensiones de un teatro barroco.
Porqué tenemos la idea de que en otras épocas todo era más pequeño, teatros, orquestas....?
Será megalomanía?

Carmen dijo...

Precioso lugar,ya tenemos otro teatro para visitar no sólo el de la escala de Milán....podríamos hacer el 2x1..y además coge cerquita Javi, a ver si nos animamos!!Italia,simpre nos quedará Italia.....

BOCCANEGRA dijo...

Para mí ha sido una verdadera sorpresa descubrir no sólo esta maravilla sino toda la ciudad de Parma de la que, por cierto, solamente conocía su queso. Sería genial un viaje desde Milán hasta Bolonia visitando Cremona, Mantua, Ferrara, Módena........

david claud dijo...

He vivido un año entero en Parma, el año pasado, y pff...

ME HE ENAMORADO DE ESA CIUDAD, LA CIUDAD DE INTERIOR MÁS BELLA DEL MUNDO!!

VISITADLA, CONOCED A SU GENTE AMABLE Y SONRIENTE, PASEAD EN BIBICLETA POR SUS CALLES EMPEDRADAS Y COME EN CUALQUIER TASCA UN VECCIA DI CABALLO, O TORTELLI AL´ERBETTA...

Anónimo dijo...

Blog FANTASTICO.
Cuando hace muchos años pasé por Parma y visité el teatro, creí haber llegado a la Plaza de España de Sevilla...
Mies...

cubertero dijo...

Estoy haciendo un estudio sobre el teatro barroco y cuando lo he conocido me ha parecido totalmente impresionante, no solo el teatro sino la historia de este.
En Olivares,(Sevilla) estamos preparando una recreación del barroco en la calle, la muestra es del 12 al 15 de Mayo.
Para cualquier persona que me pueda facilitar información sobre el barroco, se lo agradecería eternamente.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...