domingo, 1 de febrero de 2009

(76) BOLLYWOOD (1): Entre el despropósito y la fascinación

-

Lejos, muy lejos, de la denuncia social o de la simple crónica del día a día en las vidas de las gentes de India, la mayor parte de la producción de esa colosal industria que es Bollywood se decanta por mostrarnos un universo ajeno a toda esta realidad. Si la gran consigna del cine de Hollywood durante sus primeras décadas de vida fue la de "Fábrica de sueños" el cine indio no solamente hace suyo este lema sino que lo lleva hasta sus últimas consecuencias.

Cine "Capitol", una de las salas más emblemáticas de Mumbai (Bombay)


"Una de las razones por las que el cine indio es tan popular en países tan disímiles –como Marruecos, Rusia, Afganistán e incluso en algunos sectores populares del Perú– es porque sus productores saben manejar códigos comunes a todas las sociedades en vías de desarrollo: historias de emprendedores que migran y triunfan en la gran ciudad, amores imposibles, sacrificios, corrupción, secuestros y aprecio por valores tradicionales como la familia o la amistad. Todo ello en una escenografía llena de mercados, mototaxis y celebraciones callejeras. La estructura es por lo general un melodrama lleno de danzas y cambios de suerte con historias que se bifurcan en otras historias y que están más cerca de “Las mil y una noches” que de Sófocles. De allí que muchos espectadores del Tercer Mundo vean esas historias más cercanas a su realidad que aquellas sofisticadas e influenciadas por el psicoanálisis, como las que producen los países desarrollados. Es eso lo que, junto con su enorme mercado interno (más de mil millones de habitantes), le ha permitido a la India construir una poderosa industria y conquistar audiencias en todos los rincones del planeta".

Palabras de Antonio Fortunic aparecidas en el diario peruano "El comercio"

Bangalore: aspecto que presenta el interior del cine "Engin Talkies"

El encargado del proyector del mismo cine

Si bien es verdad que para huir del caos, la pobreza y la violencia, cualquier "sueño", por pequeño que éste fuera, sería suficiente para conseguir evadirnos de la realidad, en Bollywood las palabras "cualquiera" o "pequeño" no tienen cabida.
De esta forma todo se exagera hasta extremos que para nosotros, con nuestra mentalidad y gustos occidentales, cuesta trabajo asimilar.
Y es que aquí todo es diferente.



Kajol Mukherjee y Shah Rukh Khan

Kareena Kapoor

Que necesitamos actores...pues aquí están los más guapos. Que no saben cantar...pues buscamos las mejores voces y que canten por ellos. Por cierto ¿por qué en España nos hemos empeñado en hacer actuar a ciertos cantantes? ¿era necesario ver a Manolo Escobar protagonizando tantas películas?


Y es que en esta misma desproporción, en esta huida de toda contención y de ese realismo que tanto apreciamos en Europa, en esa constante exuberancia, y en definitiva, en todo este aparente despropósito es en donde reside, precisamente, toda su fascinación ¿No nos recuerda ésto a algo muy cercano?

Kajol Mukherjee hecha toda una "Macarenita".
Y es que aún no entiendo cómo en Sevilla no hay una sala dedicada a proyectar estas películas



Aishwarya Rai


En el cine de Bollywood, de forma paralela al discurrir de la trama y por muy dramáticos que sean los acontecimientos narrados, se canta y se baila cuando uno menos se lo espera, pero, por supuesto, con las voces de los mejores cantantes del país, algunos tan emblemáticos como Lata Mangeshkar, y con las coreografías más increíbles que uno pueda imaginar. Coreografías donde, entre el movimiento de las cámaras y los bailes propiamente dichos, el espectador llega a alcanzar momentos de auténtico éxtasis.

Escena de "Devdas" (2002)

Otra de las grandes estrellas de Bollywood, Hrithik Roshan


La comedia, el drama y el musical a menudo coinciden dentro de la misma película de manera que, sin moverte de tu asiento, tienes, por el mismo precio, el mejor de los culebrones unido a tu programa de variedades preferido. Pero, eso sí, con mucha tranquilidad, por favor. Y si hay que estar tres horas en el cine...¿quién tiene prisa?

Sala de proyección en un cine de Mumbai

Si a ésto unimos el equilibrio, difícil en ocasiones, entre la rica tradición india y la fascinación por occidente y, más concretamente, por la metrópoli del antiguo imperio colonizador el coctel está servido. De esta forma, si la producción quiere ser considerada de gran nivel, gran parte del presupuesto debe destinarse al rodaje en los exteriores más espectaculares.

Fotograma de una escena de la película "Kabhi khushi kabhie gham" rodada en el Museo Británico de Londres


Sin embargo, toda producción de Bollywood que se precie, y a pesar de estos coqueteos con la cultura occidental, debe permanecer fiel a ciertas pautas marcadas por las más profundas señas de identidad de la sociedad india, eso sí, pasadas por el filtro bollywoodiense.
De esta forma, la fuerte estratificación de esta sociedad en cerradas clases sociales, o "castas", es el desencadenante, por regla general, de la mayor parte de los argumentos de este cine, y, de manera especial, los conflictos entre padres e hijos causados por la negativa de estos últimos a someterse a los matrimonios concertados por sus mayores y por la manía de estos jóvenes por buscar pareja fuera de la clase a la que pertenecen.

Una calle de Bombay

Eso sí, unas clases donde los pobres siempre parecen de diseño, reflejar la miseria de manera explícita está más que desaconsejado, y los ricos viven en unas mansiones imposibles, viajan en helicóptero y mandan a sus hijos a estudiar a Londres.

Continuará...

2 comentarios:

Marifé dijo...

Para mi, este cine y esta música son, "La boda del Monzón". No hay fiesta en la que estemos unos cuantos que yo me se, en la que no suene esa música. Es precioso vernos a todos haciendo coreografías con todos nuestros niños al unísono, delante de la cristalera que hace las veces de espejo. Alguno (alguna) de los que leeis este blog, habeis sido "testigas" varias veces, verdad?

¡Viva Bollywood!

Amayismo dijo...

Ummmmmmmmmm... y ese momento ajedrez de Hrithik??

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...